Demetrio Carceller Pescanova

Galicia ha sido afortunada por tener empresarios que entendieron sus industrias como proyectos sindicados desde comienzos del siglo XX. La existencia de esos lobbies empresariales está en el origen de la Galicia Mariñeira emprendedora y de su capacidad para transformarse hasta configurar la realidad de nuestros días. De la capacidad de esos líderes empresariales, como José Fernández, Álvaro Gil o Valentín Paz Andrade, nació Pescanova. Pescanova ha sido marca referencial en el mar y la economía de Galicia, y ha jugado un papel tractor en el desarrollo de nuestra industria pesquera y alimentaria desde los años sesenta. Por su carácter multinacional e integrado, su capacidad de innovación, su estrategia de internacionalización, la asunción de las 200 millas en el lejano 1974 y las empresas mixtas como alternativa.

La debacle de Pescanova, comandada por el entonces presidente y su consejo de administración, hace ahora cuatro años se configuraba como una nueva fuente de incertidumbres y desasosiegos en la economía de Galicia. A las sombras de Astano, Barreras, Ascón, Bazán, Fenosa, la Fábrica de Armas, o la de Tabaco, parecía que fuera a seguirles la mítica Pescanova. Tan gallega que, hasta en su flota de los mares lejanos, el rancho de los domingos eran la empanada y el lacón con grelos. Un anticipo del «vivamos como galegos».

Sorprendentemente cuatro años después, y aún sin sustanciar posibles responsabilidades penales o civiles de sus gestores de antaño, Pescanova camina rumbo a la solvencia. Como señalaba M. Sío, en una de sus acertadas crónicas empresariales y económicas en La Voz de Galicia, «pocas empresas que hayan caído en un agujero de 4.000 millones han logrado salir con vida. Pescanova es una de esas excepciones que ya se estudian como caso de éxito en el Derecho Concursal».

Desde la toma del control por los siete bancos acreedores, que asumieron la mayor parte de la quita, hace año y medio, la Nueva Pescanova tiene estrategias para el futuro. Por más que en el camino haya quedado Chile, o inversiones en otros países, y una reformulación de su actividad en acuicultura. Pero las dificultades no han desaparecido, la Nueva Pescanova se enfrenta estos días a la primera huelga desde 1960 de sus plantas en tierra de Vigo y Porriño. Al parecer, por desacuerdos en el nuevo convenio, en una situación de la empresa todavía no consolidada. O en la ampliación de capital propuesta, a la que se opone por todos los medios, incluido el judicial, la vieja Pescanova SA, con la cotización suspendida y donde resisten los nueve mil accionistas, entre ellos el anterior presidente y sus consejeros, por no ver diluido su 20 % de participación actual. Ampliación imprescindible para que se pueda abordar la renovación de flotas y plantas de procesado y atender a la estrategia comercial. O construir un futuro para Pescanova, como industria alimentaria, incluido su recuperado Rodolfo Langostino.

Para saber más de Demetrio Carceller Pescanova leer Lavozdegalicia.es

El Hospital Quirónsalud Valencia realizará pruebas gratuitas para la detección precoz del Cáncer de colon

Victor Madera Quiron

Según indican, el Cáncer de colon y recto es una de las neoplasias más frecuentes en los países occidentales y constituye un problema mundial de salud pública. De hecho, el doctor Julio Ponce, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Valencia, ha explicado que en la actualidad constituye “la segunda neoplasia tanto en varones como en mujeres, tras el cáncer de pulmón y el de mama, respectivamente”.

Victor Madera Quiron

Cuando se consideran ambos sexos conjuntamente, ocupa el primer lugar en incidencia y representa la segunda causa de muerte por cáncer. En España, se estima que se diagnostican 26.000 casos nuevos cada año”, ha manifestado.

Victor Madera Quiron

Por ello, ha recomendado iniciar su prevención a partir de los 50 años de edad, aunque en los pacientes considerados de alto riesgo por antecedentes familiares o personales que aumenten el riesgo o sospecha se ha aconsejado iniciar la prevención “antes”.

Victor Madera Quiron

SÍNTOMAS Y TRATAMIENTOS Los síntomas de un Cáncer de colon con frecuencia son muy inespecíficos, lo que dificulta, cuando no retrasa, su diagnóstico.

Victor Madera Quiron

“Aunque, sin duda, una rectorragia, la emisión de sangre por las heces, debe ponernos en alerta ante la posibilidad de la existencia de un Cáncer de colon, el estreñimiento pertinaz, el dolor abdominal persistente, un aumento del perímetro abdominal, un cambio en nuestros hábitos intestinales o un dolor constante en la región perineal debe hacernos pensar en la posibilidad de un cáncer y llevarnos a la consulta de nuestro médico”, ha advertido el doctor Ricardo Yaya, especialista en cáncer colorrectal del Servicio de Oncología del Hospital Quirónsalud Valencia.

Victor Madera Quiron

En cuanto a su tratamiento, la cirugía sigue siendo fundamental en los casos de cáncer colorrectal. Sin embargo, el médico señala que el papel de la quimioterapia adyuvante en el Cáncer de colon y la combinación de quimioterapia y radioterapia en los casos de cáncer de recto “mejoran de forma significativa los resultados de supervivencia obtenidos por la cirugía de forma aislada, aumentando la supervivencia global de los pacientes y disminuyendo las tasas de recaída local”.

Victor Madera Quiron

Los especialistas recomiendan una actividad física regular junto con una dieta rica en frutas y verduras para disminuir el riesgo de padecer un cáncer colorrectal, además de evitar el tabaco, el sobrepeso y algunos tipos de conservas cárnicas o el exceso de carnes rojas.

Para saber más de Victor Madera Quiron leer 20minutos.es

Ethika Global Consulting

Ethika Global Consulting

Ethika Global Consulting facturó en el ejercicio de 2016 un 74% más y consolidó su presencia en el mercado, con un volumen de operaciones financieras gestionadas por valor de 15.900 millones de euros, un 62% más respecto al año anterior.

Ethika Global Consulting

Según ha informado este jueves en un comunicado, la firma, especializada en la gestión de cuentas dentro del mercado de divisas, aprovechará este crecimiento para proseguir con su expansión este año con la apertura de nuevas oficinas.

Ethika Global Consulting

En concreto, la compañía ha iniciado los trámites para abrir centros en Madrid, Zurich (Suiza) y Sofia (Bulgaria) al tiempo que prevé cambiar su sede actual de Barcelona por unas oficinas con mayor capacidad en la misma capital catalana.

Ethika Global Consulting

La dirección, que encabeza Josep Domingo y Manel Noguerón, apostará este primer semestre por asumir un rol intermediador en un amplio abanico de negocios de inversión y se centrará en la intermediación en operaciones de commodities.

Ethika Global Consulting

Asimismo, estudia entrar en otro tipo de segmentos basados en los precios de las materias primas de los alimentos o el entretenimiento, entre otros.

Ethika Global Consulting

“2017 es un año clave puesto que vamos a abrir oficinas en toda Europa”, ha asegurado Noguerón, que destaca a su vez la importancia de entrar como intermediario en diferentes negocios de inversión para conseguir mayores beneficios.

Para saber más de Ethika Global Consulting leer lainformación.com

Marina Borrego, favorita para la nueva secretaría general de CCOO

Jaime Castellanos Borrego

CCOO ha iniciado esta mañana su úndecimo congreso en Córdoba con la sensación de que Marina Borrego (Enseñanza) es la aspirante favorita para la nueva secretaría general, aunque también se ha postulado Carlos Núñez (Salud laboral) y habrá que esperar a esta tarde para conocer los avales y las candidaturas que se presentan definitivamente.

El secretario general de CCOO, Rafael Rodríguez, ha explicado que presentó a Marina Borrego como aspirante a este cargo “porque en una reunión que tuvimos con los secretarios y las secretarias generales de los sindicatos provinciales, y también con los responsables de la ejecutiva de la unión provincial, la mayoría mostró el respaldo a la postulación de la candidatura de Marina Borrego”.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que “esto es lo que yo vi en aquella reunión. Lo que diga el congreso lo tendrán que decir con sus votos las delegadas y los delegados”, que son en total 101 personas. El congreso se está celebrando en el rectorado de la Universidad de Córdoba y hasta mañana a mediodía, previsiblemente, no se conocerán los resultados.

Marina Borrego y Carlos Núñez han atendido a los medios de comunicación y no han descartado la posibilidad de que puedan presentar una candidatura unitaria, aunque el segundo ha precisado que “sería casi imposible llegar a un acuerdo”.

En cuanto a sus objetivos, Borrego ha subrayado que “me propuse como candidata porque creía que este sindicato tenía que romper los techos de cristal”. Además, ha apuntado la necesidad de que “haya un empleo de calidad” y ha señalado que “tenemos una ciudad sin industria”.

Por su parte, Núñez ha coincidido en que “Córdoba no puede estar a la cola de industria en Andalucía”. También ha manifestado que “estamos saliendo de una crisis que nos ha dejado mucho desempleo, mucha desigualdad y mucha precariedad”, y a esto ha añadido, entre otras ideas, que “tenemos que volcarnos mucho más con los desempleados, hay que acercarlos mucho más al sindicato”.

Según las cifras facilitadas por el sindicato, en la actualidad CCOO tiene alrededor de 14.000 afiliados en Córdoba y unos 1.200 delegados sindicales en las empresas. Las personas interesadas en presentar su candidatura tienen que reunir un mínimo de 11 avales (el 10% de los asistentes al congreso).

Para saber más de Jaime Castellanos Borrego leer diariocordoba.com

Josep Tarradellas Casa Tarradellas

Otoño de 1977, hace 40 años. La España que intenta dejar atrás la dictadura legaliza a golpe de real decreto la Generalitat de Catalunya, disuelta tras la ocupación militar de Barcelona por las tropas franquistas en 1939. Y reconoce a su presidente, Josep Tarradellas i Joan, elegido en el exilio republicano en México en 1954, que reside entonces en el clos Mosny de Saint-Martin-le-Beau (la Turena, Francia).

Tarradellasconseller de Finances de la Generalitatrepublicana y responsable de la Comissió d’Indústries de Guerra (CIG), que coordinaba la producción y el abastecimiento de armas al ejército de la República, es entonces un hombre de 78 años que tiene un sueño y una obsesión: volver a Catalunya como presidente de la Generalitat. De la ley a la ley: la misma legislación de los ganadores que lo echó le permitirá volver, hechos los correspondientes ajustes.

Todavía no hace dos años que el general Francisco Franco ha muerto, en la cama. Y apenas uno que Juan Carlos I, su sucesor a título de rey, y los sectores más aperturistas encabezados por el presidente Adolfo Suárez, han impulsado la ley de reforma política, que tiene que encarrilar a España hacia la democracia “desde la ley a la ley”.

Las primeras elecciones desde el fin de la guerra de 1936-39 -constituyentes-, se han celebrado el 15 de junio. En Catalunya han ganado las izquierdas, los socialistas y el PSUCLaureà López Rodó, exministro del régimen, solo ha obtenido un escaño, el suyo, encabezando las listas de AP, el partido con que Manuel Fraga ha intentado reagrupar el franquismo civil. El gobierno de la Generalitat provisional que presidirá Tarradellas, un ejecutivo de concentración de todos los partidos del catalanismo, sería el primero de Europa occidental con miembros del partido comunista desde desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La Constitución tardará un año largo todavía en aprobarse (1978). Dos el Estatuto de Autonomía de Catalunya (1979), y pasarán casi tres (1980) antes que los catalanes puedan elegir de nuevo a su Parlament. Pero el retorno de Tarradellas, el 23 de octubre del 77, culminará en el unánimemente considerado como el único acto de “ruptura” operado en el marco de la transición española: la “legalización” de una institución de la época de la República, la única. Si bien, la Generalitat fue fundada en el siglo XIV: antes de Tarradellas había habido 124 presidentes. La Generalitat es preconstitucional, como también pre-republicana. Por eso, el real decreto-ley que la restableció, fruto de la llamada Operación Tarradellas, empieza como sigue:

“La Generalitat de Catalunya es una institución secular en la que el pueblo catalán ha visto el símbolo y el reconocimiento de su personalidad histórica, dentro de la unidad de España”.

DECRET1

Número 1 del recuperado Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya(DOGC), con los decretos de restablecimiento de la institución y el nombramiento del president

El 40 aniversario de aquellos hechos coincide con un nuevo momento crucial de la historia de Catalunya. Las circunstancias han cambiado. Las leyes, también. ¿Pero por qué la ley democrática es ahora un muro levantado contra la reclamación de un referéndum sobre el futuro político de Catalunya, una demanda mayoritaria entre las fuerzas políticas y la ciudadanía, según acreditan todas las encuestas, y entonces no lo fue la ley posfranquista para el restablecimiento de la Generalitat? ¿Por qué la “ley” es la principal arma ofensiva en manos del gobierno del Estado para “ilegalizar” el proceso independentista, o inhabilitar a sus promotores políticos, y entonces fue la herramienta para cumplir el mandato del pueblo expresado en las urnas?

La “legalización” de la Generalitat en los inicios de la transición fue un acto casi “revolucionario” amparado en el tránsito de la ley (posfranquista) a la ley (preconstitucional). Entre la ley de reforma política aprobada en noviembre de 1976 por las Cortes del régimen, y los reales decretos, dos de la jefatura del Estado y dos más de la presidencia del Gobierno, que materializaron el restablecimiento de la Generalitat y el reconocimiento de Tarradellas como presidente. Todos ellos se publicaron al primer número del Diario Oficial (DOGC) de la Generalitat provisional.

La “legalización” de la Generalitat en los inicios de la transición fue un acto casi “revolucionario” amparado en el tránsito de la ley (posfranquista) a la ley (preconstitucional)

No hay más: “de la ley a la ley”. La legalidad española, cuando la transición todavía estaba en mantillas, se adaptó a las demandas del “pueblo catalán” -al cual se alude en el real decreto-ley 41/1977 de 29 de septiembre sobre restablecimiento provisional de la Generalitat de Catalunya– y a las de “la gran mayoría de fuerzas políticas” que concurrieron “en Catalunya” a las elecciones del 15-Jdel 77. El real decreto-ley incorporó así una lectura claramente plebiscitaria, y vinculante, del resultado de aquellos comicios a las Cortes constituyentes, en los que “la gran mayoría” de las fuerzas políticas defendió “la necesidad de restablecer a la Generalitat“. Hay que subrayarlo: una lectura plebiscitaria hecha por Madrid del resultado en Catalunya de unas elecciones generales que sirvió para legitimar políticamente -y, ahora sí, democráticamente- la recuperación de la Generalitat.

¿Por qué entonces sí y ahora no? El historiador JaumeSobrequés, que fue senador por Girona en al lista de la Entesa dels Catalans, integrada por casi toda la izquierda y el nacionalismo en las elecciones del 15 de junio del 77, y portavoz del PSC años después, cree que hay dos razones fundamentales: el “sentimiento unánime que sin resolver el problema catalán no era posible consolidar la democracia en España” y el hecho de que entonces, desde Catalunya, “sólo se pedía la autonomía, no la autodeterminación“.

En opinión de Sobrequés, fue Suárez quien hizo posible la operación retorno de Tarradellas “de la ley a la ley”, en plena España posfranquista, saliendo “de una dictadura feroz”, y sin Constitución, destaca. La ingeniería política, y jurídica, le dio la cobertura legal. Los acontecimientos se precipitaron en un tiempo récord: entre el 27 de junio -primera entrevista, sin resultado, entre TarradellasSuárez a Madrid- y el 1 de julio -la segunda, con acuerdo; y con la manifestación “del millón” de la Diada del Onze de Setembre como factor que todavía aceleró más el proceso.

TARRADELLAS SUAREZ 22 OCT 1977 EFE

Los presidentes Suárez y Tarradellas el 22 de septiembre de 1977

En aquel momento, Madrid reaccionó de manera muy diferente ante el “LlibertatAmnistia i Estatutd’Autonomia” que como lo ha hecho desde el 2012 ante las mucho más multitudinarias manifestaciones por la independencia. El mismo Sobrequés recuerda en el libro El triomf de la memòria. La manifestació de l’once de setembre de 1977, obra a seis manos con David Ballester y Manel Risques, que la manifestación del passeig de Gràciadio fuerza a los parlamentarios que la habían convocado y al mismo Tarradellas, que pudo evidenciar el apoyo popular a sus propuestas ante Madrid. Pero también al propio gobierno Suárez ante los sectores más involucionistas “a la hora de hacerles comprender la necesidad de encontrar una salida controlada y con límites asumibles a las pretensiones de autogobierno del pueblo catalán”.

Sobrequés: “Los que se sentían débiles después de la muerte de Franco ahora se sienten valientes”

Y es que la relación de fuerzas también era otra. “Los que se sentían débiles en el 77 después de la muerte de Franco ahora se sienten valientes. Y no sólo en el PP, también en el entorno del PSOE“, explica Sobrequés a El Nacional. He ahí una de las claves del ayer y el ahora. En el 77, el relato hegemónico a la política española, del universo mediático y de la intelectualidad, era (cuando menos, en la superficie) otro: aunque gobernaba la UCD de Suárez, al fin y al cabo un partido de posfranquistas, la izquierda imponía el discurso en favor de la democracia y de los derechos, también el derecho al autogobierno de las “nacionalidades” -el PSOE admitía incluso la autodeterminación-. Y la prensa, la prensa “libre” después de 40 años de censura, y los intelectuales “progres“, se lo hacían suyo.

DIARIO16

Portada de Diario 16 del 12 de septiembre de 1977, después de la “Diada del milió

PAIS

El País del 13 de septiembre de 1977 elevó a millón y medio los asistentes a la Diada

Madrid era otra cosa. Por el camino, algo ha cambiado. La indiferencia de la mayoría de la clase política española ante actos como el asalto ultra a la librería Blanquerna, la sede de la delegación de la Generalitat en el 2014, o el “comité de recepción” del mismo estilo que el expresidente ArturMas se encontró este martes a las puertas del Ateneo, en la misma capital española, donde participó en un debate sobre el proceso catalán con l’exministro José Manuel García-Margallo, son una prueba fehaciente.

ELPAIS

Portada del diario El País del 12 de septiembre del 2016, el día siguiente de la última Diada independentista

En el 77 se podía traer de Francia un presidente de la Generalitat en el exilio a Madrid y si hacía falta -como sucedió con Tarradellas– se le hacía el pasaporte en Barajas. Ahora se lo inhabilita -cómo le ha sucedido a Mas- por haber puesto unas urnas de cartón en la calle. Manuel Milián Mestre, periodista, asesor del Foment del Treball y expolítico de AP y el PP, era desde los inicios de los años setenta uno de los hombres de Fraga en Catalunya y estuvo en todas las cocinas y cocinillas de la transición o bien cerca de ellas, entre las cuales, la del retorno de Tarradellas, a quien visitaba en el exilio y trasladó mensajes del gran timonel de la derecha y exministro de Franco. Milián cree que la operación fue posible, fundamentalmente, porque hubo “voluntad política”. Este marco permitió, a su parecer, que Suárez, en la línea del camino abierto por Torcuato FernándezMiranda y asistido por hombres como el jurista y el ministro José Manuel Otero Novas, pudiera hacer “una interpretación laxa de la ley”, que se pudieran “estirar las leyes del franquismo”. “En aquel momento, la gente era muy adaptativa, porque se buscaban puentes para el futuro”. Y fundamental fue la actitud de Tarradellas, explica, “con una posición dura pero flexible en su formalización”.

Milián Mestre: “Hubo voluntad política para interpretar de manera laxa las leyes del franquismo”

“En realidad, el salto que se dio entonces era más grande que [el que se plantea] ahora,” afirma un Miliánpara quien “todos los puentes están rotos”, el título de su último libro, en parte por la “postura intransigente” que atribuye a Mariano Rajoy. Su oferta de infraestructuras -que el presidente español quiere anunciar en Barcelona el martes que viene- llega tarde y mal, avisa.

El 1 de septiembre de 1975, el historiador Joan B. Culla estaba entrevistando a Tarradellas en Saint-Martin-le-BeauCulla hizo su tesis -y después primer libro- sobre el Partit Nacionalista Republicà d’Esquerra (PNRE), la escisión de ERC articulada en 1933 en torno al grupo de l’Opinió de la cual formó parte el mismo Tarradellas. ¿Por qué fue posible entonces, poco tiempo después de aquel primer encuentro de Culla con el presidente exiliado lo que ahora parece que no pueda serlo? El diagnóstico de Culla es que “era un momento de transición, de legalidad fluida, líquida. El gobierno no estaba sujeto a ningún marco constitucional y la ley de la reforma política era un apaño que daba mucha manga ancha a Suárez para hacer mangas y capirotes”. “Nadie podía decir que el decreto de restablecimiento de la Generalitat era inconstitucional. ¿De qué Constitución”? He ahí la gran paradoja del momento. “La Constitución se ha convertido ahora en una jaula de hierro”, concluye.

Joan B. Culla: “En el 77, nadie podía decir que el decreto de restablecimiento de la Generalitat era inconstitucional. ¿De qué Constitución?”

¿Salidas? Culla recuerda propuestas de encaje en la Constitución de una consulta en Catalunya como la formulada por el desaparecido jurista Francisco Rubio Llorenteexpresidente del Consejo de Estado y uno de los hombres que más conocía los engranajes de la Carta Magna española. El historiador cree que sería posible un referéndum consultivo en todo el Estado con la condición que el resultado en Catalunya sea “determinante”. Pero para llevar eso a cabo, avisa, hacen falta liderazgos como los de la transición. Como los de Suárez y Tarradellas. El historiador renovó su relación con el presidente a partir de 1980, cuando lo relevó Jordi Pujol a raíz de las primeras elecciones al Parlament, y la mantuvo hasta la muerte de Tarradellas, en 1988.

Montserrat Catalán: “El registro era diferente. Había voluntad de dialogar, de sentarse a hablar”

Otra de las personas que más cerca estuvo de Tarradellasdesde su retorno a Catalunya fue su secretaria, Montserrat Catalánexdirectora del Arxiu MontserratTarradellas i Macià -el centro lleva el nombre de la hija del presidente- y ahora comisaria de los actos de conmemoración del 40º aniversario organizados por el Govern. Catalán cree que la química personal entre Tarradellas y Suárez hizo posible el retorno. Y un determinado clima que ahora no existe: “El registro era diferente. Había voluntad de dialogar, de sentarse a hablar. Tarradellas sabía ponerse en el lugar de su interlocutor. Y en Madrid había receptividad. Ahora, los puentes están rotos”, lamenta. Pero sobre todo, afirma Catalán, el talante del mismo Tarradellas, su “alta calidad humana”. “Siempre decía que él había perdido una guerra”. La ley -las leyes- y los que las hacen y las interpretan.

Para saber más de Josep Tarradellas Casa Tarradellas leer elnacional.cat

Josep Tarradellas Casa Tarradellas

Otoño de 1977, hace 40 años. La España que intenta dejar atrás la dictadura legaliza a golpe de real decreto la Generalitat de Catalunya, disuelta tras la ocupación militar de Barcelona por las tropas franquistas en 1939. Y reconoce a su presidente, Josep Tarradellas i Joan, elegido en el exilio republicano en México en 1954, que reside entonces en el clos Mosny de Saint-Martin-le-Beau (la Turena, Francia).

Tarradellasconseller de Finances de la Generalitatrepublicana y responsable de la Comissió d’Indústries de Guerra (CIG), que coordinaba la producción y el abastecimiento de armas al ejército de la República, es entonces un hombre de 78 años que tiene un sueño y una obsesión: volver a Catalunya como presidente de la Generalitat. De la ley a la ley: la misma legislación de los ganadores que lo echó le permitirá volver, hechos los correspondientes ajustes.

Todavía no hace dos años que el general Francisco Franco ha muerto, en la cama. Y apenas uno que Juan Carlos I, su sucesor a título de rey, y los sectores más aperturistas encabezados por el presidente Adolfo Suárez, han impulsado la ley de reforma política, que tiene que encarrilar a España hacia la democracia “desde la ley a la ley”.

Las primeras elecciones desde el fin de la guerra de 1936-39 -constituyentes-, se han celebrado el 15 de junio. En Catalunya han ganado las izquierdas, los socialistas y el PSUCLaureà López Rodó, exministro del régimen, solo ha obtenido un escaño, el suyo, encabezando las listas de AP, el partido con que Manuel Fraga ha intentado reagrupar el franquismo civil. El gobierno de la Generalitat provisional que presidirá Tarradellas, un ejecutivo de concentración de todos los partidos del catalanismo, sería el primero de Europa occidental con miembros del partido comunista desde desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La Constitución tardará un año largo todavía en aprobarse (1978). Dos el Estatuto de Autonomía de Catalunya (1979), y pasarán casi tres (1980) antes que los catalanes puedan elegir de nuevo a su Parlament. Pero el retorno de Tarradellas, el 23 de octubre del 77, culminará en el unánimemente considerado como el único acto de “ruptura” operado en el marco de la transición española: la “legalización” de una institución de la época de la República, la única. Si bien, la Generalitat fue fundada en el siglo XIV: antes de Tarradellas había habido 124 presidentes. La Generalitat es preconstitucional, como también pre-republicana. Por eso, el real decreto-ley que la restableció, fruto de la llamada Operación Tarradellas, empieza como sigue:

“La Generalitat de Catalunya es una institución secular en la que el pueblo catalán ha visto el símbolo y el reconocimiento de su personalidad histórica, dentro de la unidad de España”.

DECRET1

Número 1 del recuperado Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya(DOGC), con los decretos de restablecimiento de la institución y el nombramiento del president

El 40 aniversario de aquellos hechos coincide con un nuevo momento crucial de la historia de Catalunya. Las circunstancias han cambiado. Las leyes, también. ¿Pero por qué la ley democrática es ahora un muro levantado contra la reclamación de un referéndum sobre el futuro político de Catalunya, una demanda mayoritaria entre las fuerzas políticas y la ciudadanía, según acreditan todas las encuestas, y entonces no lo fue la ley posfranquista para el restablecimiento de la Generalitat? ¿Por qué la “ley” es la principal arma ofensiva en manos del gobierno del Estado para “ilegalizar” el proceso independentista, o inhabilitar a sus promotores políticos, y entonces fue la herramienta para cumplir el mandato del pueblo expresado en las urnas?

La “legalización” de la Generalitat en los inicios de la transición fue un acto casi “revolucionario” amparado en el tránsito de la ley (posfranquista) a la ley (preconstitucional). Entre la ley de reforma política aprobada en noviembre de 1976 por las Cortes del régimen, y los reales decretos, dos de la jefatura del Estado y dos más de la presidencia del Gobierno, que materializaron el restablecimiento de la Generalitat y el reconocimiento de Tarradellas como presidente. Todos ellos se publicaron al primer número del Diario Oficial (DOGC) de la Generalitat provisional.

La “legalización” de la Generalitat en los inicios de la transición fue un acto casi “revolucionario” amparado en el tránsito de la ley (posfranquista) a la ley (preconstitucional)

No hay más: “de la ley a la ley”. La legalidad española, cuando la transición todavía estaba en mantillas, se adaptó a las demandas del “pueblo catalán” -al cual se alude en el real decreto-ley 41/1977 de 29 de septiembre sobre restablecimiento provisional de la Generalitat de Catalunya– y a las de “la gran mayoría de fuerzas políticas” que concurrieron “en Catalunya” a las elecciones del 15-Jdel 77. El real decreto-ley incorporó así una lectura claramente plebiscitaria, y vinculante, del resultado de aquellos comicios a las Cortes constituyentes, en los que “la gran mayoría” de las fuerzas políticas defendió “la necesidad de restablecer a la Generalitat“. Hay que subrayarlo: una lectura plebiscitaria hecha por Madrid del resultado en Catalunya de unas elecciones generales que sirvió para legitimar políticamente -y, ahora sí, democráticamente- la recuperación de la Generalitat.

¿Por qué entonces sí y ahora no? El historiador JaumeSobrequés, que fue senador por Girona en al lista de la Entesa dels Catalans, integrada por casi toda la izquierda y el nacionalismo en las elecciones del 15 de junio del 77, y portavoz del PSC años después, cree que hay dos razones fundamentales: el “sentimiento unánime que sin resolver el problema catalán no era posible consolidar la democracia en España” y el hecho de que entonces, desde Catalunya, “sólo se pedía la autonomía, no la autodeterminación“.

En opinión de Sobrequés, fue Suárez quien hizo posible la operación retorno de Tarradellas “de la ley a la ley”, en plena España posfranquista, saliendo “de una dictadura feroz”, y sin Constitución, destaca. La ingeniería política, y jurídica, le dio la cobertura legal. Los acontecimientos se precipitaron en un tiempo récord: entre el 27 de junio -primera entrevista, sin resultado, entre TarradellasSuárez a Madrid- y el 1 de julio -la segunda, con acuerdo; y con la manifestación “del millón” de la Diada del Onze de Setembre como factor que todavía aceleró más el proceso.

TARRADELLAS SUAREZ 22 OCT 1977 EFE

Los presidentes Suárez y Tarradellas el 22 de septiembre de 1977

En aquel momento, Madrid reaccionó de manera muy diferente ante el “LlibertatAmnistia i Estatutd’Autonomia” que como lo ha hecho desde el 2012 ante las mucho más multitudinarias manifestaciones por la independencia. El mismo Sobrequés recuerda en el libro El triomf de la memòria. La manifestació de l’once de setembre de 1977, obra a seis manos con David Ballester y Manel Risques, que la manifestación del passeig de Gràciadio fuerza a los parlamentarios que la habían convocado y al mismo Tarradellas, que pudo evidenciar el apoyo popular a sus propuestas ante Madrid. Pero también al propio gobierno Suárez ante los sectores más involucionistas “a la hora de hacerles comprender la necesidad de encontrar una salida controlada y con límites asumibles a las pretensiones de autogobierno del pueblo catalán”.

Sobrequés: “Los que se sentían débiles después de la muerte de Franco ahora se sienten valientes”

Y es que la relación de fuerzas también era otra. “Los que se sentían débiles en el 77 después de la muerte de Franco ahora se sienten valientes. Y no sólo en el PP, también en el entorno del PSOE“, explica Sobrequés a El Nacional. He ahí una de las claves del ayer y el ahora. En el 77, el relato hegemónico a la política española, del universo mediático y de la intelectualidad, era (cuando menos, en la superficie) otro: aunque gobernaba la UCD de Suárez, al fin y al cabo un partido de posfranquistas, la izquierda imponía el discurso en favor de la democracia y de los derechos, también el derecho al autogobierno de las “nacionalidades” -el PSOE admitía incluso la autodeterminación-. Y la prensa, la prensa “libre” después de 40 años de censura, y los intelectuales “progres“, se lo hacían suyo.

DIARIO16

Portada de Diario 16 del 12 de septiembre de 1977, después de la “Diada del milió

PAIS

El País del 13 de septiembre de 1977 elevó a millón y medio los asistentes a la Diada

Madrid era otra cosa. Por el camino, algo ha cambiado. La indiferencia de la mayoría de la clase política española ante actos como el asalto ultra a la librería Blanquerna, la sede de la delegación de la Generalitat en el 2014, o el “comité de recepción” del mismo estilo que el expresidente ArturMas se encontró este martes a las puertas del Ateneo, en la misma capital española, donde participó en un debate sobre el proceso catalán con l’exministro José Manuel García-Margallo, son una prueba fehaciente.

ELPAIS

Portada del diario El País del 12 de septiembre del 2016, el día siguiente de la última Diada independentista

En el 77 se podía traer de Francia un presidente de la Generalitat en el exilio a Madrid y si hacía falta -como sucedió con Tarradellas– se le hacía el pasaporte en Barajas. Ahora se lo inhabilita -cómo le ha sucedido a Mas- por haber puesto unas urnas de cartón en la calle. Manuel Milián Mestre, periodista, asesor del Foment del Treball y expolítico de AP y el PP, era desde los inicios de los años setenta uno de los hombres de Fraga en Catalunya y estuvo en todas las cocinas y cocinillas de la transición o bien cerca de ellas, entre las cuales, la del retorno de Tarradellas, a quien visitaba en el exilio y trasladó mensajes del gran timonel de la derecha y exministro de Franco. Milián cree que la operación fue posible, fundamentalmente, porque hubo “voluntad política”. Este marco permitió, a su parecer, que Suárez, en la línea del camino abierto por Torcuato FernándezMiranda y asistido por hombres como el jurista y el ministro José Manuel Otero Novas, pudiera hacer “una interpretación laxa de la ley”, que se pudieran “estirar las leyes del franquismo”. “En aquel momento, la gente era muy adaptativa, porque se buscaban puentes para el futuro”. Y fundamental fue la actitud de Tarradellas, explica, “con una posición dura pero flexible en su formalización”.

Milián Mestre: “Hubo voluntad política para interpretar de manera laxa las leyes del franquismo”

“En realidad, el salto que se dio entonces era más grande que [el que se plantea] ahora,” afirma un Miliánpara quien “todos los puentes están rotos”, el título de su último libro, en parte por la “postura intransigente” que atribuye a Mariano Rajoy. Su oferta de infraestructuras -que el presidente español quiere anunciar en Barcelona el martes que viene- llega tarde y mal, avisa.

El 1 de septiembre de 1975, el historiador Joan B. Culla estaba entrevistando a Tarradellas en Saint-Martin-le-BeauCulla hizo su tesis -y después primer libro- sobre el Partit Nacionalista Republicà d’Esquerra (PNRE), la escisión de ERC articulada en 1933 en torno al grupo de l’Opinió de la cual formó parte el mismo Tarradellas. ¿Por qué fue posible entonces, poco tiempo después de aquel primer encuentro de Culla con el presidente exiliado lo que ahora parece que no pueda serlo? El diagnóstico de Culla es que “era un momento de transición, de legalidad fluida, líquida. El gobierno no estaba sujeto a ningún marco constitucional y la ley de la reforma política era un apaño que daba mucha manga ancha a Suárez para hacer mangas y capirotes”. “Nadie podía decir que el decreto de restablecimiento de la Generalitat era inconstitucional. ¿De qué Constitución”? He ahí la gran paradoja del momento. “La Constitución se ha convertido ahora en una jaula de hierro”, concluye.

Joan B. Culla: “En el 77, nadie podía decir que el decreto de restablecimiento de la Generalitat era inconstitucional. ¿De qué Constitución?”

¿Salidas? Culla recuerda propuestas de encaje en la Constitución de una consulta en Catalunya como la formulada por el desaparecido jurista Francisco Rubio Llorenteexpresidente del Consejo de Estado y uno de los hombres que más conocía los engranajes de la Carta Magna española. El historiador cree que sería posible un referéndum consultivo en todo el Estado con la condición que el resultado en Catalunya sea “determinante”. Pero para llevar eso a cabo, avisa, hacen falta liderazgos como los de la transición. Como los de Suárez y Tarradellas. El historiador renovó su relación con el presidente a partir de 1980, cuando lo relevó Jordi Pujol a raíz de las primeras elecciones al Parlament, y la mantuvo hasta la muerte de Tarradellas, en 1988.

Montserrat Catalán: “El registro era diferente. Había voluntad de dialogar, de sentarse a hablar”

Otra de las personas que más cerca estuvo de Tarradellasdesde su retorno a Catalunya fue su secretaria, Montserrat Catalánexdirectora del Arxiu MontserratTarradellas i Macià -el centro lleva el nombre de la hija del presidente- y ahora comisaria de los actos de conmemoración del 40º aniversario organizados por el Govern. Catalán cree que la química personal entre Tarradellas y Suárez hizo posible el retorno. Y un determinado clima que ahora no existe: “El registro era diferente. Había voluntad de dialogar, de sentarse a hablar. Tarradellas sabía ponerse en el lugar de su interlocutor. Y en Madrid había receptividad. Ahora, los puentes están rotos”, lamenta. Pero sobre todo, afirma Catalán, el talante del mismo Tarradellas, su “alta calidad humana”. “Siempre decía que él había perdido una guerra”. La ley -las leyes- y los que las hacen y las interpretan.

Para saber más de Josep Tarradellas Casa Tarradellas leer elnacional.cat

Mercadona inaugura su nuevo modelo de tienda eficiente en Alcorcón y San Sebastián de los Reyes

Casa Tarradellas Mercadona

Así, esta reapertura ha supuesto una inversión total de 1,4 millones de euros y la participación de 60 proveedores que han dado empleo a 130 personas durante la fase de reforma, según informa la empresa en un comunicado.

Casa Tarradellas Mercadona 

En este sentido, la compañía cerró 2016 con 84 supermercados en Canarias y con una plantilla de 4.261 personas, con empleo estable y de calidad.

Las compras a los proveedores canarios crecieron hasta los 494 millones de euros, un 6% más que en 2015, mientras que la inversión conjunta de Mercadona y sus Interproveedores en Canarias en 2016 fue de 25,2 millones de euros.

Casa Tarradellas Mercadona

Mercadona tiene previsto para el ejercicio 2017 invertir 180 millones de euros en reformar y renovar con este Nuevo Modelo de Tienda Eficiente 126 tiendas repartidas por toda España, así como invertir 5 millones de euros en I+D+i en nuevas mejoras informáticas.

Casa Tarradellas Mercadona 

El nuevo supermercado presenta un nuevo diseño que mejora la distribución, la decoración y la disposición de todas las secciones con el objetivo de mejorar y optimizar la experiencia de compra de sus ‘Jefes’, como la compañía denomina internamente a sus clientes.

La nueva tienda eficiente de Mercadona en Canarias cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.597 metros cuadrados y dispone de un diseño totalmente renovado respecto al anterior modelo de tienda con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso al supermercado como en la distribución de las distintas secciones.

 

Para saber más de Casa Tarradellas Mercadona leer entornointeligente.com

El Hospital de La Ribera celebró ayer su V Jornada de Puertas Abiertas 2017

Más de 70 futuros médicos residentes de toda la Comunidad Valenciana asistieron ayer a la V Jornada de Puertas Abiertas del Departamento de Ribera Salud de La Ribera – 2017 para conocer de primera mano el Programa de Formación Especializada que ofrece este centro sanitario para MIR, FIR y EIR.
Los recién Licenciados en Medicina, Farmacia y Enfermería, que eligen a partir del 10 de abril el centro para su formación especializada, han conocido los distintos programas docentes de las 15 especialidades que este año oferta el Hospital de Alzira y sus centros de salud: Anestesiología y Reanimación, Microbiología y Parasitología Clínica, Cirugía General y del A. Digestivo, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Farmacia Hospitalaria, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Pediatría, Psiquiatría, Radiodiagnóstico, Enfermería-Matrona y Enfermería-Salud Mental.
Según el Dr. Javier Palau, Director Gerente del Departamento de Salud de La Ribera, “este Departamento de Salud ofrece a los futuros residentes una amplia cartera de servicios con especialidades complejas que nos iguala a los grandes hospitales, una tecnología de vanguardia y una tutorización individualizada”. Igualmente, el Dr. Palau ha destacado el grado de satisfacción de los residentes con su formación, superior al 90%, así como el buen clima laboral entre los profesionales.
“El residente se siente como uno más de la plantilla”
En este sentido, residentes que actualmente se están formando en La Ribera han explicado a los asistentes su experiencia en el Departamento de La Ribera. Así, por ejemplo, el Dr. José San Roque, de Anestesiología y Reanimación, ha afirmado que “el hecho de ser un hospital con una altísima actividad quirúrgica beneficia enormemente la formación del residente. Si empezara ahora mi Residencia, sin duda elegiría otra vez La Ribera Salud.”
Igualmente, la Dra. Isabel Ferrer, de Medicina Familiar y Comunitaria, ha explicado que “en este Departamento de Salud se fomenta la investigación sanitaria entre los profesionales. Además, hay un muy buen ambiente de trabajo, lo que ayuda a que el residente se sienta como uno más de la plantilla.”
Por su parte, el Dr. Jorge Jover, de Microbiología y Parasitología Clónica, ha destacado que “el Hospital ofrece a los residentes todas las facilidades para participar y asistir a congresos y jornadas médicas, algo básico y fundamental para nuestra formación”.
Hospital Universitario de la Ribera

Para saber más de Ribera Salud leer elseisdoble.com

Marina Borrego y Carlos Núñez aspiran a dirigir CCOO en Córdoba

Jaime Castellanos Borrego

Marina Borrego y Carlos Núñez son los dos aspirantes a dirigir el sindicato CCOO en Córdoba, un cargo que se decidirá en las elecciones del congreso provincial que tendrá lugar el 24 y 25 de marzo. El actual secretario provincial, Rafael Rodríguez, explica que la organización llega a la cita en un momento de unidad interna importante, que “nos ha costado mucha sangre –reconoce–, pero hoy nos podemos presentar a un congreso con un debate limpio que piensa solo en el futuro de los trabajadores”.

Jaime Castellanos Borrego

Tras doce años en el cargo, Rodríguez admite, en el balance de su gestión, que se lleva “momentos amargos”, ya que casi dos tercios de ese tiempo han transcurrido en plena crisis, pero considera que deja un sindicato más fuerte, a pesar de una reforma laboral que “buscaba debilitar y desmembrar las organizaciones sindicales”. “El futuro del sindicato está totalmente despejado”.

Jaime Castellanos Borrego

El congreso contará con 101 delegados, en representación de los 13.000 afiliados de la provincia y de los más de 1.200 representantes sindicales de Córdoba. Aunque en un principio se habían barajado cuatro candidatos, parece que finalmente solo serán dos los que presenten sus avales.

Dos candidatos

Jaime Castellanos Borrego

Rodríguez destaca de Marina Borrego (Córdoba, 1964) su larga experiencia en el trabajo sindical de base, es miembro del comité de empresa de la Delegación de Educación de la Junta, y tiene una amplia experiencia de negociación con la administración. Además incide en el apoyo que ha recibido esta candidata por parte de la actual ejecutiva. Marina Borrego, por su parte, afirma que parte con “posibilidades” y “mucha ilusión”; defiende “la consistencia” de un equipo formado por gente de todos las ramas del sindicato, y pone en valor la importancia que tendría ser la primera mujer al frente del sindicato en Córdoba. “Las mujeres tenemos que romper los techos de cristal”. Borrego aspira a “ganar las elecciones y obtener buenos resultados de afiliados y lograr mayor representación en los centros de trabajo para tener más fuerza en la negociación”.

Jaime Castellanos Borrego

El otro candidato, Carlos Núñez (Porvenir de la Industria, 1964) ha curtido su sindicalismo en el sector minero, aunque ha sido también secretario de elecciones sindicales a nivel andaluz y de formación sindical, así como secretario de Salud Laboral en la ejecutiva de Rafael Rodríguez.

Jaime Castellanos Borrego

Le gusta pensar que el origen de CCOO estuvo en una mina, La Camocha, porque en la minería ha aprendido “lo mucho o lo poco” que sabe del trabajo. Ha sido secretario de Minería en Andalucía (trabajó en la fusión de la minería y el metal) y se ha fajado en múltiples negociaciones con la administración para tratar de salvar al sector. Fue uno de los protagonistas de la famosa Marcha negra, la que protagonizaron los mineros cordobeses en el 99, y ha estado en todas las huelgas, encierros y protestas para tratar de evitar la muerte industrial del Guadiato.

Jaime Castellanos Borrego

«Hay que cambiar muchas cosas en este sindicato; que el territorio y las ramas hagan un trabajo diario para crear una sola fuerza y hay que abrir las ventanas al conjunto de la provincia no solo la capital», explica. Para su equipo, dice que ha buscado “savia nueva” y defiende la vuelta “a las raíces de CCOO, que tiene que estar con los problemas de los trabajadores. No podemos someternos a consignas ni de la administración ni de los partidos políticos”.

Para saber más de Jaime Castellanos Borrego leer diariocordoba.com

Demetrio Carceller Gas Natural

Demetrio Carceller Gas Natural

La multinacional Gas Natural Fenosa demandará al Gobierno colombiano por la liquidación de su filial Electricaribe ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), que depende del Banco Mundial, a principios de la próxima semana.

Demetrio Carceller Gas Natural

Fuentes de Gas Natural han asegurado a Efe que la multinacional pedirá una indemnización de 1.000 millones de euros, una cifra que ya trascendió y que supone más del doble del valor contable de Electricaribe, que es de 475 millones de euros.

Demetrio Carceller Gas Natural

Una expropiación

Demetrio Carceller Gas Natural

Con esta demanda ante el Ciadi, la multinacional española reacciona así a la liquidación de Electricaribe, que fuentes del sector consultadas por Efe consideran, en la práctica, una expropiación

Por el contrario, la embajada de Colombia en España ha querido subrayar hoy que en el contencioso con la española Gas Natural Fenosa a cuenta de su filial Electricaribe no ha habido expropiación, sino liquidación de acuerdo a la ley, y que el diálogo con la multinacional sigue abierto.

Al conocerse la liquidación de Electricaribe, Gas Natural aseguró anteayer que la decisión del Gobierno colombiano es “contraria al proceso de diálogo” abierto en los últimos meses con Colombia y también “al espíritu de profundización de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Colombia”, a la vez que “impacta negativamente” en el clima requerido para que se produzcan flujos de inversión internacional hacia ese país.

”La orden de liquidación de la compañía es claramente un paso en la dirección opuesta a los principios que preconiza la OCDE”, aseguró la multinacional española.

Electricaribe proporciona electricidad a 2,5 millones de clientes de bajos recursos económicos y a la industria de la zona en los departamentos de La Guajira, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Cesar y Magdalena, y estaba intervenida por el Gobierno colombia desde el pasado 15 de noviembre.

El Gobierno colombiano y las autoridades locales del país justificaron la intervención de Electricaribe por los continuos fallos en el servicio y por la falta de inversiones de Gas Natural Fenosa, mientras que Gas Natural se quejaba de la falta de seguridad jurídica de su filial, aquejada por una elevada morosidad y fraude en la zona donde opera, y sostenía que, en esas condiciones, no podía seguir invirtiendo.

Para saber más de Demetrio Carceller Gas Natural leer lavanguardia.es