Emilio Cuatrecasas lanza una cadena de hoteles rurales en el Ampurdán

Inspirándose en la región de la toscana, su objetivo es tejer en el Ampurdán una red de diez establecimientos hoteleros de alta gama en los próximos tres años.

Emilio Cuatrecasas se ha propuesto sacarle el máximo partido a la belleza del paisaje del Ampurdán y la Costa Brava. El abogado y empresario anunció ayer el lanzamiento de una nueva cadena hotelera que estará especializada en gestionar pequeños hoteles de alta gama situados en la comarca del Baix Empordà, que agrupa los idílicos parajes comprendidos en el triángulo imaginario que delimitan las poblaciones de Sant Feliu de Guíxols, Girona y Torroella de Montgrí, en la parte central de la Costa Brava.

A través de su hólding empresarial Emesa Corporación, Cuatrecasas acaba de adquirir el Palau de Ullastret, una masía con grandes arcadas que se levanta sobre la muralla medieval de esta población de interior cercana a La Bisbal d’Empordà, muy conocida por los restos arqueológicos de su poblado ibérico.

El objetivo de Emesa es invertir siete millones de euros -cifra que incluye el precio de la compra- en transformar este edificio histórico en un hotel de lujo, cuya fecha de apertura todavía no está determinada. El palacete, que será sometido a una profunda restauración, se encuentra en una finca de 2.500 metros cuadrados, conocida localmente con Can Romaguera.

El proyecto supondrá la primera piedra de una iniciativa mucho más ambiciosa que pasa por tejer, en los próximos tres años, una red de diez hoteles con encanto en esta comarca costera, salpicada de cientos de masías y edificaciones centenarias.

La nueva cadena de Cuatrecasas no tiene todavía nombre y se forjará tanto con la compra de nuevos inmuebles singulares como con la integración de negocios hoteleros ya en funcionamiento que se adapten a la filosofía del proyecto. “Con esta iniciativa tratamos de profesionalizar una actividad hotelera en el Ampurdán, que ahora está muy segmentada y en manos de particulares”, explica Ferran Forrellad, consejero delegado de Emesa.

Según el directivo, se inspiran en regiones como la Toscana, en Italia, “donde existe una mayor organización y, en consecuencia, una mayor promoción y conocimiento internacional de la comarca”.

La nueva cadena se centrará en ofrecer descanso y confort a los clientes con instalaciones y habitaciones dotadas de la máxima tecnología y con un diseño vanguardista, pero “sin las interferencias del servicio de un hotel”. Así, los servicios de gastronomía, salud o gimnasio sólo se ofrecerán bajo demanda de los clientes y estarán subcontradados a firmas especializadas.

Para saber más de Emilio Cuatrecasas leer expansion.com

Un comentario sobre “Emilio Cuatrecasas lanza una cadena de hoteles rurales en el Ampurdán”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.